Los directivos de las empresas, en cierto modo, siempre están gestionando incertidumbres. Constantemente se enfrentan a preguntas como ¿tendrá mi próximo lanzamiento demanda en este mercado? o, ¿podré asumir todos los costes que deriven de ella?

La incertidumbre es inevitable. Y, si algo ha dejado claro la crisis del COVID-19 es que las dudas en los negocios llegan a todos, desde grandes compañías, hasta las empresas más pequeñas. Esta crisis ha puesto en valor la importancia de saber gestionar los momentos de incertidumbre.

Aunque no es nada nuevo, antes de esta crisis los negocios ya se enfrentaban a otros posibles riesgos inevitables como desastres naturales, crisis financieras o ataques terroristas. En este sentido y en la medida de lo posible, las compañías deben saber gestionar estos posibles riesgos para evitar la quiebra de su negocio, salvaguardando siempre sus principios básicos. Pese a las circunstancias, deben continuar ofreciendo un servicio de atención al cliente de calidad o mantener su modelo de negocio.

La Automatización Inteligente, una práctica aplicación de la Inteligencia Artificial a la automatización de procesos mediante el uso de Bots (RPA), se ha vuelto clave para ayudar a las empresas a cumplir con este cometido. Esta tecnología disminuye los gastos, simplifica los procesos internos y de atención al cliente, acelera la digitalización y es una garantía de futuro ante próximos desafíos.

Es una tecnología aplicable a todo tipo de sectores, sin embargo, destaca por su eficaz aplicación en el sector financiero. Las Entidades Financieras son elementos imprescindibles de nuestra economía, de ellas puede depender la supervivencia de cualquier economía. Por ello, el sector financiero debe estar preparado ante situaciones difíciles y de incertidumbre.

Un ejemplo de la aplicación de esta tecnología en este sector la encontramos en un caso reciente de Estados Unidos. El pasado mes de marzo, una entidad financiera del país tuvo que hacer frente a una de sus mayores crisis. Sus cientos de empleados en India fueron puestos en cuarentena debido a la crisis del COVID-19, quedando sin supervisar procesos de pago de clientes, procesos de on-boarding y no generando los informes de requerimientos legales.

Rápidamente, esta Entidad Financiera comenzó la implantación de sistemas de Automatización Inteligente en su negocio. De esta manera, los riesgos se minimizaron y los empleados, quienes ante tal circunstancia se vieron obligados a trabajar noches y fines de semana, pudieron reducir su carga de trabajo.

La crisis del coronavirus ha demostrado que, ante situaciones de emergencia globales, realizar trabajos manuales puede verse imposible, independientemente de la ciudad, el país o la región en el que se encuentre. La Automatización Inteligente también requiere de una persona que supervise el trabajo, sin embargo, este trabajo puede realizarse de forma remota, evitando así esta limitación y garantizando la continuidad del trabajo.

Además de todo esto, la Automatización Inteligente puede ayudar a las Entidades Financieras a realizar tareas cotidianas y repetitivas, pero indispensables para la correcta gestión de las entidades financieras. Un ejemplo son los procesos de KYC (Know Your Customer), esta tecnología, en base a unos parámetros, define un nivel de riesgo para cada cliente y permite a los bancos estar en alerta.

Esto también ocurre en el proceso de entrada del cliente, el llamado proceso de onboarding. Gracias a la Automatización Inteligente las Entidades Financieras pueden definir unas reglas para permitir o no el registro en la Entidad de forma automática. En caso de que el usuario sea sospechoso, el sistema genera una alerta y es entonces cuando es revisado por un especialista.

Como vemos, la Automatización Inteligente reduce el trabajo manual en las Entidades Financieras, evitando riesgos derivados de estos procesos manuales. Además, se trata de una tecnología rápida y eficaz que aumenta la productividad y permite a los empleados centrarse en otros temas que sí requieren su aportación valiosa e imprescindible. Y, por supuesto, es una gran aliada par a momentos de incertidumbre como el que estamos viviendo hoy.

 

Basado en una publicación de Workfusion y desarrollado por:

 

Dmitry Galper
Senior Vice President, Strategic Business
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Kirill Meleshevich
AML and Sanctions Automation Lead
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Más información en: https://start.workfusion.com/industry/banking-and-financial-services/